martes, 21 de septiembre de 2010

ZENTENO ANAYA, Joaquín

Identifica a tus antepasados. Envíanos biografías u hojas de vida y fotografías de ellos para incluirlos en el blog!

ZENTENO ANAYA, Joaquín
1921-1976

Era un conocido jefe militar y murió asesinado en París, cuando era Embajador de Bolivia. Participó como comandante de la Octava División entre las fuerzas que hicieron frente a la guerrilla del Che en 1967 y el haber transmitido la decisión colectiva de ejecutar al famoso guerrillero argentino cubano habría sido la causa de su muerte trágica, según desertores cubanos. La prensa francesa habló de izquierdistas franceses que operaron en el comando que ajustició a Zenteno. Las Brigadas “Che Guevara”, de Francia, reivindicaron públicamente el atentado cometido el 11 de mayo de ese año. Sin embargo, otras fuentes culparon al entonces Presidente Hugo Banzer Suárez de dicha muerte ocurrida semanas después del asesinato del Gral. Juan José Torres González en Buenos Aires, como parte de la Operación Cóndor. Así informó Le Nouvel Observateur, al culpar a servicios secretos del gobierno boliviano, por insistir en sus críticas al régimen del Presidente Banzer a partir de 1973, y a su insistencia en conformar un gobierno civil militar para evitar la colonización política y económica de Bolivia por Brasil y Argentina. Para este medio, Banzer lo consideraba el enemigo principal. Tres fueron sus victimadores, que llegaron de Madrid a París por vía férrea el 10 de mayo de aquel año; tenían la coartada perfecta si difundían la tesis del ajusticiamiento de Zenteno para vengar la muerte del Che. Regis Debray también acusó a Banzer. La prensa francesa agregó que el asesinato del coronel Andrés Selich, amigo y camarada de Zenteno, motivó la reacción de éste contra Banzer, agravada con los acuerdos económicos suscritos por Bolivia y Brasil en 1974. También informó que los responsables del asesinato pertenecían a un comando compuesto de mercenarios italianos, portugueses, españoles, franceses, alemanes y brasileños reclutados por la OAS, que conformaron una Internacional negra de neonazis para alquilar sus servicios. Algunos eran del célebre grupo Paladin, reclutados como expertos en camuflaje, explosivos y en lengua vietnamita en anuncios económicos publicados por el International Herald Tribune. Un diplomático boliviano, de apellido Saavedra Banzer, representante de los servicios de seguridad de Bolivia, habría visitado la oficina de este grupo ubicada en la calle Rey Francisco, en Madrid, para poner en marcha el operativo Zenteno, dirigido desde el Hotel Consulado, próximo a la Estación Atocha. Los victimadores tenían un dossier sobre los desplazamientos de Zenteno e incluso un film super 8 sobre el tema. Ellos arribaron a París el 10 de mayo, recibidos por una organización religiosa ultra integrista. Al día siguiente, a horas 13, Zenteno salió de su oficina ubicada en 12 Quai Kennedy, y al intentar subir a su coche fue interceptado por un hombre alto, barbado, con gafas negras, armado, que le disparó tres proyectiles calibre 7,65. Luego escapó por las gradas que conducían a la Rue de l’Alboni, según declararon seis testigos. Coincidió con esta versión el diario Libération.

En 1974, Banzer se deshizo de sus aliados civiles y resolvió gobernar solo. La voz crítica más importante fue la del Gral. Zenteno Anaya, y por eso Banzer prefirió alejarlo como Embajador en Francia. Era público y notorio que Zenteno estaba disgustado con la muerte de su camarada Andrés Selich en manos de la policía política banzerista y que se había reunido con líderes civiles, entre ellos Víctor Paz Estenssoro, líder del antes cogobernante MNR (que volvió a la Presidencia en 1985) y esas maniobras, más el peso institucional que Zenteno tenía en la oficialidad joven, habría desencadenado su asesinato. Cuando un disidente cubano dijo que Fidel Castro había dado la orden de muerte contra Zenteno, el embajador cubano en La Paz, Antonio Brugues, lo descalificó moralmente y agregó que Zenteno había cumplido su deber de militar al enfrentar la guerrilla del Che y que el régimen cubano no albergaba odios.
La prensa francesa dijo que la muerte de Zenteno correspondió al quinto atentado contra diplomáticos en París en los últimos 18 meses, y conjeturó que los autores no serían identificados. En febrero de 1982, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó a la señora Leonor Sejas viuda de Zenteno que tres individuos habían sido arrestados en posesión del arma que se usó para victimar a su esposo y que purgaban una pena por transporte ilegal de armas, pero que no se pudo establecer su autoría en el atentado, en tanto que los autores aún no habían sido identificados.
Joaquín Zenteno Anaya había nacido en Cochabamba el 11 de noviembre de 1921. Era hijo de José Zenteno Anaya y de Herminia Anaya, casado con Leonor Sierra y padre de dos hijos: Ximena y Joaquín. Se graduó de brigadier mayor en el Colegio Militar de Ejército, de La Paz en 1943, y de 1947 a 1950 prosiguió estudios en Francia, desde el 93° Batallón de Infantería, de Frileuse, en 1947 hasta graduarse de la Escuela de Estado Mayor de París en 1950 como miembro de la Promoción Leclerc.
De retorno al país, fue abanderado de la Escuela de Comando y Estado Mayor en Cochabamba, y se graduó en 1957.
Luego de cumplir con la docencia en los institutos militares, fue Comandante de la Escuela de Comando y Estado Mayor y luego Comandante de la Octava División, con sede en Montero, Santa Cruz. En esa condición participó activamente en la campaña antiguerrillera de Ñancahuazú. En 1971 fue Jefe de Estado Mayor General, durante el gobierno del General Juan José Torres y luego Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación, en el período 1971-73, durante el gobierno de Banzer.
Su carrera diplomática se inició como Ministro de Relaciones Exteriores (1964-1966), embajador en el Perú, en Francia, ante la Comunidad Económica Europea y representante de –Bolivia ante la Conferencia Tercermundista en Argelia.
Obtuvo las máximas condecoraciones de Bolivia, Francia, Perú, Ecuador, Argentina, España, Italia, China Nacionalista, Japón y Brasil, además de distinciones militares bolivianas y de otros países.
Su obra de profesional militar incluye trabajos sobre inteligencia estratégica y de Estado, y Rol de las Fuerzas Armadas en el proceso nacional, además de ensayos geopolíticos y conferencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada