jueves, 23 de septiembre de 2010

COSSÍO SALINAS, Héctor

Identifica a tus antepasados. Envíanos biografías u hojas de vida y fotografías de ellos para incluirlos en el blog!

COSSÍO SALINAS, Héctor
1929-1972
Perteneció desde 1951 a la segunda generación de “Gesta Bárbara” junto a Jorge Claros Lafuente, Jaime Canelas López, Mario Ojara, Mario Lara López, Germán Céspedes Barbery, Mario Quiroga de la Zerda y René Rocabado Alcócer, entre otros. Junto a Werner Guttentag creó la Biblioteca Boliviana, una joya editorial que lo sobrevivió y multiplicó en numerosos títulos que abarcan múltiples disciplinas, todos publicados por la Editorial Los Amigos del Libro. Fue Alcalde Municipal de Cochabamba y como tal propició la creación de la Biblioteca IVº Centenario; fue asimismo diputado, subsecretario del Ministerio de Minas y Petróleo, y Presidente de CORDECO, entre otras múltiples funciones.
Su obra Posada de los sueños fue galardonada en 1963 con el Premio Nacional de Poesía; en 1969 publicó La tradición en Cochabamba, obra antológica.
Héctor nació un 11 de septiembre y murió un 1º de septiembre. No llegó a cumplir los 43 años. Era hijo de Melquiades Cossio Borda y de Julia Salinas Crespo. Su padre murió en Boquerón y él quedó huérfano a los tres años, al cuidado de su tía Zenobia, a quien está dedicado uno de sus mejores poemas: Apuntes para una biografía de mi madre: “Madre, cuando nací tenías / un corazón de prolongada pena. / Un martirio sin música, obediente / a mi duro cuidado, prolongaba / el frío innumerable de tus sienes.” Una conjuntivitis aguda le hizo perder el ojo derecho. Estudió en la Escuela Uruguay, en la Escuela Facundo Quiroga y en el Colegio Nacional Sucre. Se graduó de abogado por la UMSS y fue profesor de la Facultad de Derecho. Siendo presidente del Centro de Estudiantes de dicha Facultad organizó en 1954 el Festival de Poesía Joven Boliviana, histórica porque allí se revelaron poetas de la talla de Gonzalo Vázquez Méndez, Félix Rospigliosi Nieto, Jorge Suárez, Edmundo Camargo y Antonio Terán Cabero, ganador este último del Premio Nacional de Poesía “Yolanda Bedregal”. Fue declarado Ciudadano Meritorio de Cochabamba.
Durante el sepelio de Cossío, el Dr. Julio Alberto d’Avis dijo: “El más luminoso poema de su vida fue la diáfana trayectoria de su propia existencia. Su increíble epopeya, la denodada y larga batalla que sostuvo ante el pertinaz asedio de la muerte. (…) Brilló en la cátedra universitaria. Sus lecciones tuvieron la cautivadora belleza de sus versos, se nutrieron en la cristalina fuente de su erudición humanista y reflejaron su profunda penetración investigadora, al punto de individualizarlo como uno de los auténticos descubridores del alma nacional y del temperamento valluno. Ninguna de sus lecciones, sin embargo, alcanzó tanta grandeza como la cotidiana lección de su modestia de sabio, de su bondad de santo, de su generosidad de maestro, de su consecuencia de ideólogo, de su tolerancia de filósofo y de su lealtad de caballero.”
OBRA.- Posada de los sueños. La tradición en Cochabamba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada