jueves, 23 de septiembre de 2010

CANELAS TARDÍO, Alfonso

Identifica a tus antepasados. Envíanos biografías u hojas de vida y fotografías de ellos para incluirlos en el blog!

CANELAS TARDÍO, Alfonso
1943-2009

Figura señera del periodismo libre y celoso defensor de la libertad de prensa en Bolivia y en el Continente. Una vocación temprana lo inclinó por el respeto al imperio de la ley y el Estado de derecho, y se graduó de abogado; pero en esos años secundó los denodados esfuerzos de su padre, don Carlos, para revivir Los Tiempos, la línea bandera del periodismo libre en Bolivia, silenciado por la inveterada arbitrariedad del poder. El diario que inaugurara una nueva era en el periodismo nacional fue la palestra donde Alfonso desarrolló su recia vocación de conductor en la senda trazada por Demetrio, Julio César y Carlos Canelas.
En más de medio siglo de ejercicio periodístico, Alfonso fue cultor devoto de los principios con los cuales nació Los Tiempos. Alfonso Canelas entregó la vida entera a esta noble profesión, que no abandonó hasta agotar sus últimas energías.
Bajo su mando tenaz y equilibrado, Los Tiempos se convirtió en semillero del periodismo nacional, con otros medios escritos que comenzaron a multiplicarse en varias capitales de la República. La arraigada vocación de servicio de Alfonso Canelas le obligó a desplazarse gustoso a otros distritos para asistir al nacimiento y velar por el desarrollo de otros proyectos exitosos que hoy conforman el Grupo Líder, una red del periodismo libre en las principales capitales del país.
Alfonso Canelas fue militante activo del credo de libertad de prensa fundado por su familia. “La parte trascendental de la vida no está en lo que uno piensa sino en los hechos cotidianos que acontecen”, y sobre ellos se debe hablar “con alguna mayor imparcialidad... para ilustrar y documentar la conciencia pública, antes que para asumir el papel de conversor y catequista”. Esta regla de oro formulada por Don Demetrio Canelas trasuntaba el principio básico del periodismo moderno, al cual se agregó un corolario: “informar con asiduidad y honestidad profesional” para que el público forme “sobre los hechos ocurrentes su propio criterio; y un principio: “Un público bien informado es la mejor defensa para la moral y el orden político.”
El día que Los Tiempos inauguró ese faro de la libertad de prensa en el Continente, que es su nuevo edificio en la Plaza Quintanilla, el artista grabó el principio rector de esta casa en el lobby de homenaje a la memoria de su fundador: “La palabra independiente tiene un sentido que sugiere cierta doblez calculada, cierta ausencia de determinación conciencial para estar al alcance de toda conveniencia. Este es un diario libre, lo que es algo diferente.”
Como a su turno fueron Demetrio, Julio César y Carlos Canelas, a Alfonso le tocó ser timonel de esta casa periodística en el proceloso mar de la política boliviana, lleno de incertidumbres y de amenazas de los poderosos de turno. En múltiples ocasiones capeó el temporal con mano diestra, y no hubo embate coyuntural que lo hiciera inclinarse por ningún partido o grupo de intereses, menos aún por ser el panegirista de los gobiernos de turno. Al contrario, Alfonso Canelas defendió la dignidad del periodismo libre, la rectitud en el manejo de la información, la búsqueda de la verdad por encima de los prejuicios para informar adecuadamente a la ciudadanía.
Luis Alfonso Canelas Tardío nació en Cochabamba el 13 de diciembre de 1943 y murió en Santiago de Chile el 26 de febrero de 2009. Era el segundo hijo del matrimonio de don Carlos Canelas y doña Bertha Rosa Tardío, y sus hermanos son: Carlos, Eduardo, Gonzalo, Fernando y Enrique. Fue padre de tres hijos: Beatriz Canelas Leytón, María Renée Canelas Leytón y Alfonso Canelas Scott. Estaba casado con Liliam Scott Moreno.
Hizo sus estudios secundarios en la Argentina, de 1958 a 1962, y en principio se propuso estudiar Medicina en Buenos Aires, pero al final se inclinó por el legado familiar del periodismo.
Don Carlos Canelas había alternado sus emprendimientos con la actividad de difusión de la Editorial Carlos Canelas, fundada en la posguerra del Chaco, que publicó a numerosos autores bolivianos, como Jesús Lara, Humberto Guzmán Arze, Augusto Guzmán, Jorge Suárez y otros no menos notables. Don Carlos fundó asimismo la Corporación de Fomento Agropecuario, la primera firma en importar abonos, fertilizantes e insecticidas para la agricultura, pero no abandonó el negocio editorial con la mira puesta en la reaparición de Los Tiempos. La imprenta estaba instalada en la acera oeste de la Plaza 14 de septiembre, al lado de la Farmacia Cosmos.
En 1962, Alfonso inició su colaboración a la editorial y asistió a la reinauguración de Los Tiempos, en 1967, cuando cursaba el último año de Derecho en la Universidad de San Simón. La salida del matutino le demandaba trabajar hasta las siete de la mañana, hora en que se iba a clases con el periódico bajo el brazo. Eran equipos nuevos y desconocidos que costaría dominar. En esta segunda época, Alfonso fue Jefe de Redacción y sus hermanos Carlos y Eduardo se ocuparon de la administración y producción del diario. Años más tarde, don Carlos fue nombrado Director emérito de Los Tiempos y Alfonso se hizo cargo de la dirección junto a su hermano Fernando, que fue codirector. Pese a la demanda tramitada durante tantos años, no hubo indemnización del Estado, y Los Tiempos tuvo que volver a salir con financiamiento bancario. En su segunda época se instaló en la casa de la calle Santiváñez, adquirida por don Demetrio. El 19 de julio de 1967 salió la edición al mediodía, y luego se regularizó recién el 21 de ese mes, según recordaba Alfonso Canelas.
Alfonso Canelas se tituló de abogado en la Universidad Mayor de San Simón, con un posgrado en la Escuela de Altos Estudios Nacionales, y siguió la carrera periodismo en la Universidad Católica Boliviana.
Dirigió el periódico Los Tiempos por más de dos décadas y después el diario La Prensa, en La Paz, desde diciembre de 1998 hasta noviembre de 1993.
Fue Vicepresidente regional para Bolivia de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), creada en 1929, y luego miembro de la junta de directores de esa institución, que está conformada por 1.300 revistas y periódicos de 30 países, además d editores y directores de diarios y agencias informativas.
Una experiencia nueva para Los Tiempos fue la extensión de sus servicios periodísticos a otros distritos, conformando el Grupo Líder que integran Los Tiempos, Gente, La Prensa, el Deber, Correo del Sur, El Potosí, El Norte de Montero, Nuevo Sur de Tarija y El Alteño de la ciudad de El Alto. Correo del Sur se inició el 27 de noviembre de 1987 y más tarde El Potosí, de la Villa Imperial, que tiene su propia redacción y también se imprime en Sucre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada