viernes, 24 de septiembre de 2010

BLANCO TARDÍO, Virginia

Identifica a tus antepasados. Envíanos biografías u hojas de vida y fotografías de ellos para incluirlos en el blog!

BLANCO TARDÍO, Virginia
1916-1990

Era una dama célibe y piadosa que practicaba la mayor de las virtudes católicas: la caridad. Ofreció sus recursos y energías a los pobres en los Comedores Sociales de Acción Católica, que llegaron a servir 350 comidas diarias; e instaló en su domicilio un Comedor Popular y abrió el Policonsultorio El Rosario, que continuaron funcionando a su muerte, ocurrida un 23 de julio. Diez años después, el Arzobispo de Cochabamba abrió el proceso de beatificación que concluyó en 2005 con la remisión de obrados a la Santa Sede; y en enero de 2007, la Congregación para las Causas de los Santos aprobó formalmente el proceso. Si alguna persona nacida en Cochabamba ha de integrar el Santoral católico, ha de ser, sin duda, Virginia Blanco Tardío. El proceso consta de siete volúmenes a la espera del veredicto del Papa, que podría declararla Venerable, digna de ser venerada.
El sacerdote jesuita Miguel Manzanera la describe así: “Mujer frágil, delicada de salud, practicó en alto grado las virtudes humanas y cristianas, particularmente la fe, la caridad, la humildad y la fidelidad a la Iglesia. Se distinguió por su gran amor a Jesús Sacramentado, participando diariamente en la Eucaristía, recibiendo con todo fervor la Sagrada Comunión. Tuvo también una acendrada devoción a la Virgen María, manteniendo toda su vida la consagración como Hija de María que hizo siendo alumna en el Colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.” Manzanera agrega que dio catequesis en quechua a las empleadas del hogar y a las vendedoras de La Cancha; que preparó a niños y adultos para recibir los sacramentos y fue profesora de religión durante más de cuarenta años en el Liceo Adela Zamudio y otros colegios fiscales. Fue Presidenta de la Asocaici´ñon de Mujeres de Acción Católica desde 1961 hasta su muerte. El Papa Pablo VI le otorgó la condecoración Pro Ecclesia et Pontifice en diciembre de 1965 y recibió la comunión de manos del Papa Juan Pablo II durante su visita a Cochabamba en 1988.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada