miércoles, 22 de septiembre de 2010

PEREYRA, Diómedes de






Identifica a tus antepasados. Envíanos biografías u hojas de vida y fotografías de ellos para incluirlos en el blog!

PEREYRA ARZE, Diómedes de
1897-1976

Su nombre sonó con insistencia cuando se reunieron críticos y literatos convocados por el Ministerio de Culturas para seleccionar las diez novelas fundamentales bolivianas, que luego se elevaron a quince. Se mencionó la novela Caucho, que ya había sido distinguida por el crítico Juan Siles Guevara entre las 100 obras capitales de la literatura boliviana.
Diómedes de Pereyra vivió al inicio de la avenida Ramón Rivero, en la segunda casa frente al Club Tenis Cochabamba; pero éste fue el remate de una vida agitada como periodista y escritor, que lo llevó de 1914 a 1952 a los Estados Unidos, donde escribió cuentos para semanarios y revistas de Nueva York, y fue asimismo corresponsal y periodista en París y Madrid. Ese largo periplo fue interrumpido en dos oportunidades: durante la Guerra del Chaco y bajo el gobierno de Germán Busch, que lo designó Cónsul en Santiago de Chile (1937-1939).
Sus biógrafos dicen que en el período 1941-1943 trabajó para Nelson Rockefeller y desde 1945 fue editor del boletín de la ONU. Era un consumado escritor bilingüe, que traducía sus propios textos. Tiene cuentos dispersos por el mundo y frecuentó el género novelístico en la década 1928-1938. Le fascinaba el trópico, su poética era modernista, era un dandy solitario que cayó en las redes del matrimonio a su vejez, una personalidad exótica con gustos cosmopolitas y talante nómada, siempre según sus biógrafos. Nació en Cochabamba el 8 de diciembre de 1897 y murió en la misma ciudad el 17 de enero de 1976. Era hijo de Benigno Pereyra y Agustina Arze. Hizo su bachillerato en el ASbury College (Kentucky, EEUU, estudió Evolución, Cosmografía, Religión y Literatura en la Universidad de Cleveland. Trabajó como obrero del caucho en Acron y ascendió al cargo de Anunciador en el Departamento de Propaganda. Vivió en Nueva York a partir de 1918. The Times publicó artículos suyos sobre Sudamérica. Fue codirector de la revista en español El Norteamericano (1919-1922). Investigó en los archivos de Sevilla. En París hizo un curso de literatura en la Sorbona; publicó cuentos en El Fígaro y editó Year Book. A su retorno a Nueva York publicó en Forum y Current History y cuentos en la revista Adventure. The golden book magazine, de Nueva York y Londres, publicaron por entregas su obra narrativa. Durante la Guerra del Chaco, la Cancillería boliviana lo comisionó para estudiar documentos en España. Allí fue redactor del boletín de informaciones para el Departamento de Estado sobre la República española. En un viaje de retorno a Bolivia fundó en 1936 la Sociedad de Escritores y Artistas de Bolivia. En 1941 un relato suyo integró la antología “Los cien mejores cuentos del mundo” (Black Publishers Co, Indianapolis). Fue codirector de la División de Publicaciones de la Oficina del Coordinador de Asuntos Interamericanos, Nelson Rockefeller (Washington, Nueva York, 1941-43) Fue Director fundador del Boletín de las Naciones Unidas y jefe del resto de publicaciones en español de organismos de la ONU (1947-1950). En 1952 retornó a Cochabamba.
Augusto Guzmán dice de él lo siguiente: “Su producción en español lo califica novelista descollante ya que de sus cuentos, estudios y ensayos publicados en inglés, no se han hecho ediciones españolas. De sus cuatro novelas ampliamente difundidas por la editorial chilena Nascimento, aparece un narrador de fantasía apasionante y de objetividad precisa, con un enorme vocabulario que remueve y actualiza muchas voces, las cuales si bien suenan extrañas, no dejan de ser propias en el orden semántico. Urde con sagaz habilidad la trama de sus argumentos de aventura, en los cuales los personajes se arriesgan con animosa tenacidad, sorteando ingeniosa y valerosamente las situaciones de peligro y frustración. Sus estudios sicológicos son rápidos, sumarios, pero también personalizantes. Lo que prevalece en sus temas es la ambición de riquezas y de poderío. Su paisajismo es pintoresco, realista y poético, al impulso constante de las fuerzas de la naturaleza. Son frecuentes sus escenas de animales a los cuales confiere, con magistral destreza, compartimientos humanos. Geográficamente es el novelista del trópico sudamericano al que ha dedicado tres libros.” (…) “La novela Caucho es sin duda la mejor por su estructura y desarrollo. Un poderoso y perverso señor de la selva explota inhumanamente a miles de trabajadores en los gomales del noroeste boliviano, ocasionando luchas sangrientas por el dominio de la empresa que, finalmente, no vale nada por la ruinosa competencia de la goma producida en las colonias inglesas.” Guzmán agrega que el último libro publicado por don Diómedes salió en 1938, pero en 1964 había noticia de que escribió la novela Venga ya el mañana, inédita. (“El escritor nacional Diómedes de Pereyra”. En: Canata. Revista Municipal de Cultura. Cochabamba, 2005).

Ya mayor, se casó con la actriz de teatro Beatriz Vaca Mendizábal. El lector puede leer con provecho la nota de Enrique Martínez: http://acotacionesdeunlector.blogspot.com/2011/05/la-extraordinaria-aventura-pulp-de.html.

OBRA.- La trama de oro (Novela de la selva). Caucho, Santiago de Chile, 1938.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada