viernes, 24 de julio de 2015

AMALIA DECKER



AMALIA DECKER: PRODUCTORA
Nos comunicamos con Amalia Decker, productora en los inicios del Canal, diputada y hoy escritora con traducciones al italiano, al portugués y al francés. Ella nos envió el siguiente testimonio:
“¿Han pasado treinta y siete años? Pues a mí me parece que fue ayer cuando llegué a formar parte de ese grupo humano  maravilloso que, de manera casi rudimentaria, hacíamos televisión. Era una odisea producir un programa, editando el mismo en plena filmación. La premisa para lograrlo era trabajar con un guión exigente. Hoy sería impensable para un productor o un periodista que su reportaje o entrevista no pasara previamente por la sala de edición; allí es donde se limpia se afina y corrige el trabajo antes de ponerla en consideración al público. Pero esas eran las condiciones y quizá por eso mismo, la imaginación fue una constante. Sorteando toda clase de dificultades, la televisión universitaria de Cochabamba se convirtió en un referente importante en el país.
“Pero quizá lo que más destacó fue su compromiso con la recuperación democrática. Los mejores programas políticos, los debates más enconados y de una gran pluralidad se produjeron en el set de la televisión universitaria de Cochabamba.  Todavía recuerdo con emoción el programa “Momento político”, conducido por destacados hombres, no precisamente del periodismo sino del mundo intelectual, y que sin embargo tuvieron la virtud de crear un ambiente de diálogo democrático que acompañó a las primeras elecciones después de siete años de dictadura, permitiéndole a la población a formar criterio propio. Me tocó estar a los dos lados, como periodista y luego como invitada al debate en mi condición de candidata a diputada.
“Creo que también es bueno destacar que la televisión universitaria de Cochabamba fue la vanguardia para la producción nacional, no me atrevo a dar cifras pero podría asegurar que el 80% de los programas emitidos eran de cuño nacional. Aunque también hay que destacar que televisión universitaria de Cochabamba trajo por primera vez a Bolivia los programas infantiles del Chespirito y el Chavo del ocho que tanto éxito tuvieron y aún tienen en el mundo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada