miércoles, 15 de agosto de 2012

NEMECIA ACHACOLLO TOLA II

Identifica a tus antepasados. Envíanos biografías u hojas de vida y fotografías de ellos para incluirlos en el blog!

NEMECIA ACHACOLLO TOLA II


CÓMO SE INICIÓ SU VIDA PÚBLICA
Nemecia Achacollo comenzó su trabajo al servicio de la comunidad el año 1996 como Secretaria de Hacienda tanto del Comité Pro Pueblo de la comunidad San Luis como de la Cooperativa de Agua. A la edad de 34 años fue elegida Secretaria General de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa de Santa Cruz.

-          Comencé a ir a los ampliados y encuentros que hacían en la comunidad, primero para vender refrescos y comidas. Como acá la gente no me conocía que era costurera, era difícil que yo pudiera trabajar de eso.

Como tantos hombres y mujeres que emigraron a Yapacaní en busca de trabajo, Nemecia Achacollo detectó de inmediato las necesidades básicas que se podía satisfacer demandando obras públicas de saneamiento básico que se ejecutaran a corto plazo.

-          Esa vez que llegamos no había agua. La gente tomaba agua del río. Entonces nosotros dijimos con los compañeros que había que hacer el esfuerzo y que el Alcalde pueda gestionar por lo menos un tanque elevado. Los compañeros me decían: “Usted tiene que cooperar”. Ahí fue que los compañeros de la comunidad San Luis, del área urbana, me eligieron Secretaria de Hacienda de la comunidad en el Comité Pro Pueblo, una organización que buscaba netamente cómo mejorar el pueblito; el Comité Pro Pueblo se organizaba para hacer la limpieza, para hablar ante el alcalde y ver las necesidades de la comunidad. Eso fue lo primero que hice; en esa cartera estuve ahí con ellos acompañándolos por dos años, pero antes de cumplir los dos años ya conformamos una Cooperativa de Agua. En esa cooperativa los compañeros y compañeras volvieron a elegirme Secretaria de Hacienda, y habían aportes de los compañeros que, en cada reunión mensual, poníamos  de a un boliviano; y eso se juntaba, y yo manejaba el dinero que no era gran cosa: de 200 a 300 bolivianos mensuales. Ahí estuve hasta el 99.


En 1999 fue elegida por el Sindicato y los compañeros campesinos de San Luis como candidata suplente del primer candidato a la Alcaldía de Santa Rosa, representando al Movimiento al Socialismo / MAS.

- Me eligieron sin que yo sepa, pues yo estaba en una visita familiar en Mineros. Me enteré después que ellos habían hecho una reunión donde evaluaron que yo podía acompañar en ese entonces al primer candidato a la Alcaldía, don Tomás Guajira, para ser su suplente. Cuando yo llego me dicen los compañeros lo que habían decidido. Primero no acepté porque era un proceso político y era un mayor distanciamiento de la casa y de mis hijos,  pero le consulté a mi esposo y a mis papás y ellos me dijeron que si los compañeros me apoyaban debería aceptar. Y acepté.

Uno percibe que liderazgos como el de Nemecia Achacollo, extendidos horizontalmente en el nuevo espectro político nacional al punto de conformar un nuevo estilo, se construyen desde abajo, desde la conciencia de los problemas de la comunidad, desde la aceptación de los compañeros de base, a diferencia de los liderazgos políticos tradicionales que se proponen desde arriba, desde una situación de poder y visibilidad más amplia y con mayores recursos económicos, oratorios e incluso con una imagen deliberadamente cultivada. El testimonio de Nemecia Achacollo muestra un agudo contraste con el liderazgo tradicional.

- En mi experiencia como candidato no voy a olvidar a los compañeros Gary Gómez y Teodoro Andia porque me han impulsado y apoyado bastante. Yo decía: “¿Cómo voy a salir a hacer campaña si  no sé expresarme,  si no sé hablar al público? Muy diferente es hablar  uno  en la comunidad y otro es hablar en público mas grande. Entonces me decía Gary Gómez, un pedagogo que trabajaba en CIPCA Santa Cruz: “No te preocupes, nosotros te vamos a apoyar y enseñar a hablar en público”. Y bueno, lo primero que hicimos fue hacer la  apertura de campaña en la comunidad Los Andes. Ahí me acompañó Gary. Horas antes de salir al escenario Gary me dice: “Vas a perder el miedo, no tienes por qué tener miedo, tú  puedes  hablar en público, y si no puedes expresarte mucho vas hablar un poquito”. Lo primero que hice fue llegar a la testera y hablé, dije  mi nombre, de dónde era y unas tres palabras más y me callé, me quedé callada y no he seguido más por los nervios. Me bajé y entonces me dice Gary: “Para iniciar está bien, pero tienes que ser fuerte y hablar más la próxima vez”.

El electorado los respaldó y Tomás Guajira junto a Nemecia Achacollo ganaron una concejalía en el Municipio de Santa Rosa. Como es habitual, pactaron una gestión compartida. El primer año ejerció Tomás Guajira como Concejal titular y el segundo le tocó a Nemecia Achacollo. Era el año 2001; pero el año de suplencia le sirvió a doña Neme para capacitarse.

- Bueno, el 2000 como suplente fue un año para capacitarme. Participé en todos los eventos que hacia CIPCA. Ellos me invitaban siempre y luego me inscribí en un curso que hacia el Programa de Apoyo a la Democracia Municipal (PADEM), otra institución que enseñaba temas municipales. Estuve también con la institución NINA y participe de todo esto porque yo veía que me faltaba aprender en la parte de la problemática municipal, departamental y nacional. Yo quería enterarme y así estuve metida en todo esto el año 2000.

El año 2001 la esperaba su bautismo de fuego al asumir la titularidad en el Concejo frente a lo que se suele llamar rodillo oficialista.

- Creo que al inicio me  ha pasado como a cualquiera que  no tiene experiencia: me costó entrar en mi nuevo trabajo. Ya estando en el concejo tuve que participar en las comisiones y  tuve que tomar la cabeza de la comisión que era del compañero Tomás. La verdad, que casi no se podía hacer nada: lo que yo veía es que los demás concejales tenían sus acuerdos  y nosotros éramos como un bicho raro allí. Los oficialistas aprobaban lo que querían y yo estaba solita. Lo que hacia era levantar la mano para decir que no estaba de acuerdo con las cosas que aprobaban, especialmente cuando se trataba de la zona del Choré, donde vivíamos la mayoría de los campesinos, y así tuve que hacer la resistencia”

Pronto tuvo que enfrentar los conflictos de tierras entre los campesinos y las concesiones forestales.

-          Me acuerdo que ese año hubo un problema grave sobre tierras en el Choré. Fue cuando el Concejo Municipal  aprobó la intervención de los militares para desalojar  a las comunidades campesinas de la Central Las Pavas y la Central San Luis, en el Choré. En cada sesión me iba llenando de más rabia contra todos por esa  imposición que hacían ellos a su conveniencia. En ese proceso fue cuando los compañeros de la zona del Choré se movilizan en gran cantidad, más de tres mil compañeros estaban saliendo al pueblo de Santa Rosa, mientras ya estaban llegando los militares. Me acuerdo que había una gran tensión  y llega el prefecto para ver el problema  y ese día se anula lo aprobado en el Concejo y se levantan las movilizaciones. Ha sido una etapa terrible: los concesionarios forestales querían sacarnos del Choré y yo veía las cosas desde el Concejo, tratando de hallar una solución y dando información para que los compañeros sepan qué iba a pasar.

Ese es otro atributo del nuevo estilo de liderazgo: la información y la consulta permanente a las bases que se constituyen en una suerte de oráculo para orientar el trabajo del líder.

- He hecho un recorrido en todo el Municipio. Estuve no sólo en San Luis, sino que, gracias a este cargo, pude conocer a las comunidades y a las compañeras. Recuerdo que cada 30 de mes íbamos llevándoles los informes de las obras, de los ingresos y egresos del municipio. Antes de salir a las comunidades me hacia separar toda la información para llevar. A veces llevaba la información tal como me la daban. En esta parte don Teodoro Andia me ayudaba a clasificar los documentos y hacer un informe más resumido para que yo llegue a los compañeros y diga esto es lo que hay; y eso facilitaba mi trabajo.

El mismo año 2001 doña Nemecia Achacollo es elegida como secretaria ejecutiva de la flamante organización de mujeres campesinas Federación Departamental de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa de Santa Cruz (FDMCBS-SC).

-          Bueno, el año 2000, como concejal suplente, fui conociendo las organizaciones campesinas gracias a las capacitaciones que recibía, sobre todo del programa NINA. La organización de mujeres campesinas de Santa Cruz, que esa vez era sólo una Central de Mujeres, lanzó la convocatoria a un congreso departamental de campesinas en la ciudad de  Santa Cruz. Esa invitación llegó al Choré y a las mujeres nos interesó participar. Así fue que, junto a los compañeros de CIPCA, fuimos a  organizar a las mujeres de las comunidades para que participemos.

Este es otro capítulo sobre un proceso incontenible de potenciamiento de las organizaciones femeninas, que tienen cada vez mayor espacio en el movimiento popular y en el escenario sindical y político.

- El congreso departamental se llevo a cabo en enero del 2001 y del Choré participamos diecisiete compañeras. Trabajamos en las comisiones y junto con las otra participantes decidimos, con el apoyo del ejecutivo de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz que en ese entonces estaba don Isaac Ávalos, que la Central se haga Federación Departamental de  Mujeres Campesinas. Luego de eso tocaba elegir a la directiva y ahí mis compañeras me  dieron la sorpresa, que fue  proponerme para que yo vaya como Secretaria General de la organización departamental; como la segunda después de la Secretaria Ejecutiva, que fue elegida doña Cristina Segovia, de la localidad de La Guardia

NUEVAS EXPERIENCIAS SINDICALES

La Secretaría General le permitió un desplazamiento mayor a las Centrales de Mujeres, en torno a tres puntos que probablemente son los pilares del movimiento de mujeres en Bolivia: la organización o régimen interno, la capacitación y el reconocimiento oficial de sus organizaciones.

-  Lo primero que hicimos una vez creada la Federación Departamental fue elevar una carta al Prefecto del Departamento, con el aval del ejecutivo de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos Santa Cruz (FSUTCSC) y después fuimos a una conferencia de prensa en la plaza 24 de septiembre donde hemos dicho que íbamos a organizar a las mujeres campesinas en Santa Cruz. Después fuimos a las otras provincias a visitar las Centrales de Mujeres Campesinas  en La Guardia, Santa Fe de Yapacani, la provincia Germán Bush y por supuesto a las compañeras del Choré, donde más trabajo he tenido porque era concejal y representante de la organización departamental de mujeres campesinas. También junto a las demás compañeras del directorio, hemos empezado a organizar talleres. Hemos comenzado con lo que es la justicia comunitaria y ahí nos apoyó una institución amiga que nos capacitó sobre los derechos de la mujer, los derechos de las personas, los derechos de la tenencia de la tierra. También ese año nos ha tocado participar en el Diálogo Nacional “Bolivia Productiva”, en el 2001.

La lucha por el reconocimiento oficial de sus formas de organización enfrenta continuas dificultades que sólo se resuelven con el tiempo.

-          La otra parte de nuestra gestión era la participación en la Comisión Agraria Departamento (CAD)  y entonces hemos empezado a demandar nuestra participación, pues más antes no era reconocida. Hemos pedido que nuestra participación tenía que legalizarse. Hasta que yo estuve en la organización seguía esa lucha para que nos reconozcan.

El 11 de octubre del 2001, doña Nemecia Achacollo es elegida en Sinahota, Cochabamba, Secretaria General de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia –Bartolina Sisa.

- Bueno mientras yo estaba de concejal y de secretaria general de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas en octubre se realizó el Congreso Nacional de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia - Bartolina Sisa (FDMCB-BS) y entonces durante tres días hemos participado de este Congreso en Sinahota y aquí se iba a elegir a la nueva directiva de la Federación Nacional, entonces con el apoyo de las compañera de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija yo salí representante de la región oriental y había otra compañera por la región de los valles y otra por el altiplano, además las otras compañeras campesinas nos animaron para que las del Oriente que tengamos una representante en la Federación Nacional, entonces las compañeras de Santa Cruz me apoyaron y así fui elegida como secretaría general, y  la ejecutiva fue la compañera Leonilda Zurita de Cochabamba

En el año 2002 doña Nemecia Achacollo terminó su gestión como concejal del municipio de Santa Rosa. Una conclusión importante es la de unir orgánicamente el trabajo de concejal con el de dirigente sindical.

- Creo que para mi la parte positiva de esta participación fue ver cómo se maneja por dentro la Alcaldía, la actividad política, cuáles son las comisiones y vigilar si hay cumplimiento o no con las obras. Lo que vi sobre todo es  que  había una marginación para los campesinos del  Choré.  Ahí aprendí que no era suficiente estar dentro del Concejo sino que era también importante estar en las organizaciones y poder llevar las demandas de las compañeras a otros ámbitos, y por eso también me decidí por la dirigencia de las mujeres campesinas.

El año 2002 doña Nemecia Achacollo fue elegida Secretaria General de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia –Bartolina Sisa.

-  En el 2002 entrego la Concejalía al compañero Tomás, y me dedico a la dirigencia nacional. Lo primero que hicimos fue organizar seminarios talleres en los nueve departamentos, y continuar con el proceso de fortalecer a las organizaciones departamentales de mujeres campesinas. También trabajamos junto a las compañeras de la directiva para darle a la Federación Nacional su propia oficina. Entretanto no tenía oficina la Federación: funcionaba en la oficina de una ONG. Nos sorprendió bastante saber eso y lo que hicimos junto a la compañera Leonilda Zurita  fue buscar la independencia de la Federación Nacional. Logramos tomar un oficinita que hemos equipado con una secretaria y de ahí contratamos a un técnico de apoyo; y también empezamos a buscar a las ex ejecutivas de la Federación Nacional, para que nos orienten en el proceso de poder conseguir proyectos de capacitación para las organizaciones departamentales.

Como Secretaria General de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia participa en la IV Marcha Indígena y Campesina por la Asamblea Constituyente que parte de Santa Cruz el 13 de mayo de 2002.

- También participamos en la IV Marcha por la Asamblea Constituyente, la tierra y el territorio y la recuperación de los recursos naturales. La marcha comenzó un 13 de mayo y llegamos a La Paz el 21 de junio del 2002. Yo recuerdo que todas las compañeras que fuimos de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas éramos nuevas en la dirigencia y a mi me toco estar a la cabeza de la Federación Nacional, porque la compañera Leonilda Zurita  estaba de viaje, se fue a Roma, donde participó de la Cumbre Mundial de la FAO. Yo me quedé en la marcha y me delegaron al grupo de dirigentes que conformaba la Comisión de Diálogo con el gobierno.

Doña Nemecia Achacollo como miembro de la Comisión de Dialogo

-          En el camino llegaron los ministros y nos encontramos en Ivirgarzama, donde hicimos el primer dialogo. Nos dijeron que no era posible lo que estábamos pidiendo sobre la Asamblea Constituyente pues aquí en la marcha  no pasábamos de mil y Bolivia tenía ocho millones de habitantes. Así nos dijo el Ministro de la Presidencia. Yo puede hacer una intervención ahí, en Irvirgarzama. Sabía que  no era bueno que nos quedemos callados. Le dije: “Puede ser que nos digan que aquí somos una minoría, pero tenemos una representación a nivel nacional y aquí sólo estamos los dirigentes. Nuestras bases no se han movilizado, pero cuando lo hagan seremos miles”. Así le contesté al ministro.
-          Otra cosa que me llamó la atención en la marcha fue que los compañeros indígenas eran bastantes sencillos, muy abiertos. La compañera Marisol Solano, que estaba de presidenta de la Coordinadora de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC) nos iba presentando a nosotras como dirigentes de las mujeres campesinas y gracias a su apertura fuimos conociendo a los ejecutivos de la Federación de Campesinos de  Pando, al ejecutivo de la Federación Regional de Campesinos  Madre de Dios y así, a varios dirigentes con los que hemos compartido más de un mes caminado con frío y lluvia; pero eso no importaba, lo importante eran  las demandas nacionales de la  Asamblea Constituyente, de tierra y territorio y defensa de los recursos naturales. Fue la primera marcha donde participé.

Estando en la Secretaria General logró salir fuera de Bolivia

-  Como Secretaría General tuve una primera salida al Ecuador, del 13 al 17 de abril del 2002. Era un evento de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC), Zona Andina, sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC)”. Participé ahí con la exposición de un tema sobre  los efectos que hacia el TLC dentro de la Comunidad Andina y cual era la propuesta que teníamos. En el mismo evento conocí al representante de la CLOC, el compañero Wilder Sánchez, que viene de la Confederación Campesina del Perú (CCP), y también conocí  a los compañeros y compañeras de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIJE) y a  los compañeros de Colombia.

El año 2003 doña Nemecia Achacollo continúa como secretaria general de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia Bartolina- Sisa.

-          En la Federación decidimos apoyar y fortalecer a la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) porque vimos que como mujeres campesinas estábamos muy solas dentro del ámbito nacional y nos faltaba con quién coordinar. El Felipe Quispe Mallku nos desconoció como Federación Nacional de Mujeres Campesinas y entonces decidimos coordinar con los ejecutivos de las federaciones departamentales. Así hemos podido llevar adelante en junio el Congreso Nacional, de donde salio el nuevo Comité Ejecutivo de la CSUTCB, a la cabeza del compañero Román Loayza.
-          Seguí trabajando, sobre todo en Santa Cruz, donde me tocó coordinar tareas y actividades con los compañeros ejecutivos de las organizaciones que forman parte del  Bloque Oriente, como la Coordinadora de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (CPESC) y la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB).

En junio del 2003 en la ciudad de Cochabamba se llevó a cabo el Seminario Internacional Reforma Agraria y Género donde doña Nemecia Achacollo participó y apoyo en la organización

- Ese año, gracias a la gestiones de la compañera Leonilda Zurita, los de la CLOC  y la Vía Campesina nos dieron la oportunidad de organizar el Encuentro Internacional sobre Reforma Agraria y Género en Cochabamba, del 4 al 8 de junio, donde participaron 62 delegadas de 24 países del mundo. Toda la preparación la hemos hecho las de la Federación Nacional; hemos logrado visitar e invitar al Ministro de Desarrollo Sostenible y al Director Nacional del INRA, René Salomón; y después de ese encuentro la Vía Campesina nos dio otra tarea, para que nosotras, como organización, hagamos un seguimiento al tema de Reforma Agraria y Género.

Como parte de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, doña Nemecia Achacollo participó en las movilizaciones campesinas que pedían la renuncia del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

- Como Federación Nacional de Mujeres Campesinas las dirigentes hemos ido a nuestros departamentos para coordinar las movilizaciones; yo me vine a Santa Cruz. Mientras estaban de huelga de hambre los hermanos  indígenas, nosotros los campesinas y campesinos hemos lanzado el 17 de octubre una marcha desde la localidad del  Torno al centro de Santa Cruz pidiendo la renuncia del Goni por la masacre. Me acuerdo que en la Plaza, los de la Nación Camba y otra gente nos vinieron a patear a las mujeres y ancianos que estábamos ahí haciendo una manifestación pacifica. Desde ahí los empresarios y los nación camba nos tienes bronca, parece.

En noviembre del 2003 había asumido el Mando el Presidente Carlos D. Mesa al calor del movimiento popular, en particular indígena, que derribó al ex Presidente Gonzalo Sánchez de Lozada. La acumulación crítica de contradicciones provenientes del proceso de Capitalización y la aplicación del modelo neoliberal estalló por fin en una protesta nacional incontenible, cuyo liderazgo y cuya máxima extensión social eran por primera vez netamente indígenas. Acaso por primera vez los indígenas vieron en esa prueba exitosa de fuerza frente a un poder aparentemente omnímodo la posibilidad cierta de tener un gobierno indígena. Acaso entonces vislumbraron que esa utopía era posible, y que no necesitaban restablecer las relaciones de señorío, es decir, buscar líderes entre los señores de las familias principales y ricas, ya no sólo para defender sus derechos, sino para asumir reivindicaciones nacionales y el compromiso futuro, cada vez más cercano, de conformar un gobierno indígena que lleve al Ejecutivo y al Parlamento los usos y costumbres, las virtudes y atributos, el sentido de honradez, equidad y justicia de las comunidades indígenas. Fue eso que los politólogos llaman momento constitutivo, en este caso, la constitución del movimiento indígena en busca cada vez más cierta del poder; pero un poder que, como sus liderazgos, ha ido construyéndose desde las bases. Las mujeres consolidan entonces sus organizaciones como parte sustancial de ese empoderamiento.

En ese escenario, el Presidente Carlos D. Mesa fue anfitrión de la XIII Cumbre Iberoamericana de Presidentes, celebrada en noviembre de 2003 en Santa Cruz. Por primera vez en este escenario, un líder indígena leyó ante los presidentes iberoamericanos el pensamiento y las reivindicaciones de la mayoría de la población boliviana. Hubo asimismo un Encuentro Social Alternativo, paralelo a la Cumbre, en el cual participó doña Neme.

- Como mujeres campesinas participamos en el Encuentro Social Alternativo en la Universidad Gabriel Rene Moreno, ahí hicimos debates sobre la Tierra y el Territorio y la Asamblea Constituyente. Participamos muchos compañeros de todo el país para decirle a los presidentes de los otros países cuales eran nuestro problemas y las cosas que queríamos.

Del 17 al 19 de Noviembre se lleva a cabo el X Congreso Nacional de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia – Bartolina Sisa en la ciudad de Santa Cruz donde doña Nemecia Achacollo sale electa como Secretaria Ejecutiva de la Federación Nacional.

-          En el 2003 participamos del  X Congreso Nacional de Mujeres Campesinas en Santa Cruz. Ahí las compañeras nuevamente me eligen para que, en representación de la región del Oriente, vaya a la elección para ser Ejecutiva de la Federación Nacional. Ahí es donde saco la Secretaría Ejecutiva de la Federación Nacional e inicio un nuevo periodo.

El primero de mayo de 2003, Nemecia Achacollo es elegida Jefa Departamental del Movimiento al Socialismo (MAS) de Santa Cruz

- Siempre mi idea  ha sido que la mujer no sólo tenga una participación en el ámbito sindical sino también en lo político, para que ocupe lugares de decisión. Me acuerdo que las compañeras en un ampliado me eligen para que yo las represente en el Congreso del MAS. Yo fui contenta porque quería conocer más el ámbito político, pero no con la idea de ser cabeza de la dirección departamento. Me acuerdo que habían varios candidatos y a mi me lanzan como candidata y realmente yo no sé de dónde salieron los votos para mí. Saqué casi 400 votos y ejercí ese cargo desde el 2003 hasta hace poco que entregué el mando a otro compañero.
- Al inicio parecía algo increíble que de la organización de Mujeres Campesinas haya saltado a la Jefatura Departamental de un partido político. Después me di cuenta del trabajo que tenía. Especialmente en los círculos políticos de Santa Cruz no fui bien recibida, pues decían: “¿Cómo va a ser una mujer campesina jefa departamental en Santa Cruz? Aquí se necesita personas preparadas para dirigir este partido político que es la segunda fuerza política. Aquí no están viendo lo que es la parte de la cruceñidad, sino solamente velando los  intereses de los collas”. Así recibía diferentes insultos.
- Como jefa departamental del MAS participó activamente en las actividades el partido y apoyó  a los candidatos y candidatas en las elecciones municipales del año 2004.

- Pero creo que fue importante vivir esta experiencia, no solamente por el relacionamiento con las organizaciones sindicales, colonizadoras, campesinas, indígenas, sino también con las otras organizaciones gremiales, de artesanos, constructores, maestros, abogados, intelectuales. Incluso con los policías ha habido un espacio para relacionarnos. Fue un proceso bonito que me permitió conocer el Departamento de Santa Cruz en su realidad, porque tuve la oportunidad de conocer 42 municipios. No logré visitar la totalidad, pero he podido ir y ver la realidad durante los dos años que estuve en la Dirección Departamental. Pude ir a apoyar a los candidatos a alcaldes en la apertura y cierre de campaña. Fue duro para moverme por todos lados, pero fue una etapa de mi vida política en la cual he podido lograr tener participación en el ámbito departamental y aprender mucho gracias al apoyo de los compañeros y compañeras del partido.

El año 2004 doña Nemecia Achacollo ejerce como Secretaria Ejecutiva de la Federación Naconal de Mujeres Campesinas de Bolivia – Bartolina Sisa (FNMCB-BS)   

-          En el 2004 fue duro el trabajo. Por una parte consistió en coordinar la parte política como jefa departamental, coordinar el trabajo sindical en el ámbito nacional y coordinar las relaciones internacionales con la CLOC. Además, como secretaria ejecutiva tuve que visitar a los departamentos. En el 2004 llegué a visitar todos los departamentos, asistiendo a los talleres, encuentros y ampliados de las compañeras. Hemos trabajado más concentradamente en el tema de talleres y capacitaciones a nuestras compañeras sobre derechos de la mujeres, liderazgo y además sobre la Asamblea Constituyente y el tema de los hidrocarburos para el Referéndum.
-          En el marco del Pacto de Unidad entre las organizaciones campesinas e indígenas a nivel nacional hemos tenido dos reuniones con el presidente Carlos Mesa y sus ministros, donde hablamos sobre la atención y el cumplimiento de las demandas que habíamos presentado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada